Estudio biomecánico sabadell

Estudio biomecánico Sabadell

El estudio biomecánico o estudio de la pisada es un tratamiento de exploración compuesta por test, pruebas y análisis de diferentes tipos que buscan identificar una patología del sistema musculoesquelético.

El estudio biomecánico puede realizarse de diferentes formas, pero siempre debe estar organizado, seguir un protocolo y dirigirse a la búsqueda de cualquier clase de patología.

Se debe advertir que muchos de los problemas que surgen en el aparato locomotor no son causados por traumatismos sino por problemas en la forma de caminar, correr o estar de pie.

En ocasiones estos problemas no se pueden distinguir con radiografías o resonancias, por lo que se utilizan estudios biomecánicos o estudios de la pisada para determinar la causa del problema.

En ningún momento el paciente siente ningún tipo de dolor ni sensación desagradable.

estudio de la pisada sabadell

Finalidad del estudio biomecánico

La finalidad del estudio de la pisada es:

  • Obtener mediciones fiables que pueden ser utilizadas como guía en la evolución de una patología.
  • Que el paciente conozca su manera de caminar y correr, detectando posibles problemas permitiéndole mejorar su rendimiento.
  • Orientar a otros profesionales sobre el tratamiento a seguir.

¿Cuándo hacer un estudio biomecánico?

Un estudio biomecánico o estudio de la pisada puede hacerse en cualquier momento. Es aconsejable realizar un estudio en niños de 3- 5 años, cuando una persona va a comenzar a realizar deporte o cuando confirma una lesión y de manera preventiva. 

Este estudio tiene la capacidad de detectar y solucionar problemas de la pisada, como desviaciones o mala postura.

sabadell estudio biomecanico

Pasos del Estudio Biomecánico

  • Entrevista con el paciente para valorar el historial clínico con la finalidad de conocer las lesiones sufridas.
  • Observación y filmación del paciente caminando y en carrera con calzado y sin para analizar los ejes de las piernas, pelvis y espalda. En este paso se intenta determinar desequilibrios o desajustes que puedan desencadenar lesiones o patologías más graves.
  • Observar al paciente caminando descalzo para ver cómo actúan los dedos y la musculatura del pie.
  • Estudio de la huella plantar con el uso de la plataforma de presiones.
  • Exploración táctil de espalda y piernas para analizar la postura del cuerpo y las tensiones musculares que se producen.
  • Estudio del equilibrio estático para ver el comportamiento del cuerpo en carga sobre un pie.
  • Exploración de rangos articulares con el paciente tumbado en la camilla.
  • Revisión del video grabado al paciente para descubrir las alteraciones detectadas y el posible tratamiento con plantillas personalizadas.

El estudio biomecánico o estudio de la pisada es un tratamiento de exploración compuesta por test, pruebas y análisis de diferentes tipos que buscan identificar una patología del sistema musculoesquelético.

El estudio biomecánico puede realizarse de diferentes formas, pero siempre debe estar organizado, seguir un protocolo y dirigirse a la búsqueda de cualquier clase de patología.

La finalidad del estudio de la pisada es:

  • Obtener mediciones fiables que pueden ser utilizadas como guía en la evolución de una patología.
  • Que el paciente conozca su manera de caminar y correr, detectando posibles problemas permitiéndole mejorar su rendimiento.
  • Orientar a otros profesionales sobre el tratamiento a seguir.

Se debe advertir que muchos de los problemas que surgen en el aparato locomotor no son causados por traumatismos sino por problemas en la forma de caminar, correr o estar de pie.

En ocasiones estos problemas no se pueden distinguir con radiografías o resonancias, por lo que se utilizan estudios biomecánicos o estudios de la pisada para determinar la causa del problema.

En ningún momento el paciente siente ningún tipo de dolor ni sensación desagradable.

El estudio biomecánico lo realiza el podólogo explorando el estado de los músculos y articulaciones del paciente para comprobar el estado físico mediante una serie de exploraciones.

Estas exploraciones se componen de 3 análisis; análisis en camilla, análisis dinámico, análisis en cinta de correr y de la huella plantar.

El estudio biomecánico de la marcha o de la pisada se compone de los siguientes pasos:

  • Entrevista con el paciente para valorar el historial clínico con la finalidad de conocer las lesiones sufridas.
  • Observación y filmación del paciente caminando y en carrera con calzado y sin para analizar los ejes de las piernas, pelvis y espalda. En este paso se intenta determinar desequilibrios o desajustes que puedan desencadenar lesiones o patologías más graves.
  • Observar al paciente caminando descalzo para ver cómo actúan los dedos y la musculatura del pie.
  • Estudio de la huella plantar con el uso de la plataforma de presiones.
  • Exploración táctil de espalda y piernas para analizar la postura del cuerpo y las tensiones musculares que se producen.
  • Estudio del equilibrio estático para ver el comportamiento del cuerpo en carga sobre un pie.
  • Exploración de rangos articulares con el paciente tumbado en la camilla.
  • Revisión del video grabado al paciente para descubrir las alteraciones detectadas y el posible tratamiento con plantillas personalizadas. 

Un estudio biomecánico o estudio de la pisada puede hacerse en cualquier momento. Es aconsejable realizar un estudio en niños de 3- 5 años, cuando una persona va a comenzar a realizar deporte o cuando confirma una lesión y de manera preventiva. 

Este estudio tiene la capacidad de detectar y solucionar problemas de la pisada, como desviaciones o mala postura.

El estudio biomecánico es la forma más efectiva para prevenir lesiones sobre todo en personas que realizan actividad física y para mejorar el rendimiento deportivo.  Vamos a comentar motivos por los que es beneficioso realizar un estudio de la pisada:

Los pies son la base del cuerpo: el estudio nos ayuda a comprender cómo se comporta el cuerpo desde el apoyo y determina cómo va a funcionar el resto del cuerpo.

Las lesiones se pueden tratar y prevenir desde la pisada: una mala pisada influye en el resto del cuerpo, lo que provoca lesiones en zonas importantes como las rodillas y la cadera. La causa de la lesión no tiene por qué ser la zona lesionada, si no que puede provenir de la forma en que caminamos o corremos.

Alarga la vida deportiva: al mejorar el bienestar y reducir las lesiones se evita el caso de artrosis prematuras u otros problemas degenerativos o de las articulaciones.

Calzado adecuado: un mal calzado provoca lesiones. El estudio de la pisada te ayudará a conocer el calzado más adecuado para ti.

Descargar zonas de sobrecarga: en pacientes mayores por problemas de sobrecarga o falta de tejido adiposo para prevenir de úlceras o descargar callos para aliviar el dolor al caminar. 

Control del crecimiento: valorar el desarrollo del niño/a es correcto, si presenta alguna anomalía o asimetría y prevenir complicaciones.