Vendajes Neuromusculares sabadell

Vendajes neuromusculares Sabadell

Los vendajes neuromusculares o Kinesio Taping es un proceso de vendaje especial que permiten el movimiento de la zona vendada gracias a unas características especiales y su forma de aplicación que la diferencia del vendaje clásico de rehabilitación.

Antiguamente la finalidad del vendaje muscular era la de inmovilizar la parte afectada para evitar un daño mayor. En la actualidad, el vendaje neuromuscular no se utiliza para inmovilizar, sino que permite controlar el movimiento, aportar una mejora sanguínea y linfática contribuyendo a la recuperación.

Estos vendajes están destinados a cualquier persona que necesite su aplicación. Pueden ser aplicadas en bebes, niños o adultos.

neurotape

¿Cómo son los vendajes neuromusculares?

La venda utilizada es elástica y adhesiva. Esta venda no tiene ningún tipo de medicamento y viene pretensada y adherida a un papel que se quita en el momento de pegado sobre la piel.

Es de algodón y tiene propiedades hipoalergénicas. Además, tiene una elasticidad que iguala a la de la piel, así como el grosor y el peso, que también se asemejan a la dermis.

Tiene una duración después de su colocación de 3 a 5 días y puede mojarse sin que se despegue.

Según la forma del vendaje se distinguen:

  • Tiras en “I”
  • Tiras en “Y”
  • Tiras en “X”
  • Tiras en abanico
  • Tiras en malla

En Sabadell contamos con expertos titulados que aplicarán los vendajes musculares de la forma óptima para la lesión que debas recuperar.

vendaje neuromuscular sabadell

Efectos del vendaje neuromuscular sabadell

Los vendajes neuromusculares cuentan con diversos efectos que podemos clasificar en 3 tipos según la finalidad:

Efecto circulatorio: cuando la venda se aplica de manera correcta, se observan pliegues en la piel por debajo de la misma lo que aumenta el espacio subcutáneo donde están los capilares arterio-venosos, linfáticos y los receptores sensitivos. Esto libera la presión de los mecanorreceptores y capilares perilinfáticos que reestablecen la circulación sanguínea y la evacuación linfática.

Efecto analgésico: al aumentar la circulación en la zona dolorosa se eliminan los desechos tisulares y mediadores inflamatorios acumulados mejorando el dolor. La analgesia está causada principalmente porque la tela del vendaje neuromuscular forma pliegues cutáneos aumentando los espacios intersticiales y liberando la presión.

Efecto neuromecánico: actúa a través de la tracción en la piel. El vendaje incide sobre el tejido subcutáneo y las fascias. Este efecto tiene su acción en el tono del músculo sobre el cual se aplica el vendaje.

Los vendajes neuromusculares o Kinesio Taping es un proceso de vendaje especial que permiten el movimiento de la zona vendada gracias a unas características especiales y su forma de aplicación que la diferencia del vendaje clásico de rehabilitación.

Antiguamente la finalidad del vendaje muscular era la de inmovilizar la parte afectada para evitar un daño mayor. En la actualidad, el vendaje neuromuscular no se utiliza para inmovilizar, sino que permite controlar el movimiento, aportar una mejora sanguínea y linfática contribuyendo a la recuperación.

Estos vendajes están destinados a cualquier persona que necesite su aplicación. Pueden ser aplicadas en bebés, niños o adultos.

La venda utilizada es elástica y adhesiva. Esta venda no tiene ningún tipo de medicamento y viene pretensada y adherida a un papel que se quita en el momento de pegado sobre la piel.

Es de algodón y tiene propiedades hipoalergénicas. Además, tiene una elasticidad que iguala a la de la piel, así como el grosor y el peso, que también se asemejan a la dermis.

Tiene una duración después de su colocación de 3 a 5 días y puede mojarse sin que se despegue.

Según la forma del vendaje se distinguen:

  • Tiras en “I”
  • Tiras en “Y”
  • Tiras en “X”
  • Tiras en abanico
  • Tiras en malla

En Sabadell contamos con expertos titulados que aplicarán los vendajes musculares de la forma óptima para la lesión que debas recuperar.

Los vendajes neuromusculares cuentan con diversos efectos que podemos clasificar en 3 tipos según la finalidad:

Efecto circulatorio: cuando la venda se aplica de manera correcta, se observan pliegues en la piel por debajo de la misma lo que aumenta el espacio subcutáneo donde están los capilares arterio-venosos, linfáticos y los receptores sensitivos. Esto libera la presión de los mecanorreceptores y capilares perilinfáticos que reestablecen la circulación sanguínea y la evacuación linfática.

Efecto analgésico: al aumentar la circulación en la zona dolorosa se eliminan los desechos tisulares y mediadores inflamatorios acumulados mejorando el dolor. La analgesia está causada principalmente porque la tela del vendaje neuromuscular forma pliegues cutáneos aumentando los espacios intersticiales y liberando la presión.

Efecto neuromecánico: actúa a través de la tracción en la piel. El vendaje incide sobre el tejido subcutáneo y las fascias. Este efecto tiene su acción en el tono del músculo sobre el cual se aplica el vendaje.

Los vendajes neuromusculares se utilizan para los siguientes síntomas o alteraciones:

  • Aliviar el dolor de una zona afectada
  • Disminuir inflamaciones
  • Reducir hematomas
  • Proteger articulaciones
  • Mejorar la propiocepción
  • Corrección de postura
  • Corregir la fascia
  • Estimulación de músculos hipotónicos
  • Inhibir músculos hipertónicos

Por el contrario, su uso está contraindicado en los siguientes casos:

  • Tener heridas en la zona que se debe vendar
  • Ser alérgico
  • Piel sensible o irritada
  • Quemadura solar
  • Enfermedad de la piel
  • Traumas severos
  • Trombosis
  • Edemas
  • Cáncer o metástasis
  • Embarazo 
  • Falta de resultados o efectos
  • Tendinitis
  • Esguinces
  • Onicocriposis (uña encanada)
  • Metatarsalgias 
  • Hallux abductus valgus (juanete)
  • Verrugas plantares 
  • Helomas (ojo de pollo)