Ortesis Silicona sabadell

Ortesis silicona Sabadell

La ortesis de silicona es un elemento terapéutico individual y personalizado que se coloca en el pie. Se elaboran por un podólogo para tratar patologías del paciente relacionadas con la base del cuerpo.

La razón por la que se utiliza la silicona en las ortesis es por sus características; elasticidad, resistencia y biocompatibilidad. Es un polímero utilizado en muchos tratamientos podológicos.

La ortesis permite corregir o evitar las deformidades o lesiones de los dedos. Cuando la deformidad es biomecánica se aconseja el uso de plantilla, pero a la hora de proteger los dedos o separarlos para frenar el avance de una deformidad, la órtesis de silicona es la forma más cómoda y que presenta mejor resultado.

Otro de los motivos para utilizar este material es su propiedad hipoalergénica y biocompatible por lo que no daña los tejidos ni produces reacciones alérgicas.

ortesis-silicona-sabadell

¿Cuándo se utilizan las ortesis de silicona?

  • Helomas intradigitales o tilomas (ojo de pollo entre los dedos)
  • Onicocriptosis (uñas encarnadas)
  • Superposción de los dedos
  • Hallux abductus valgas (juanete)
  • Dedos en garra o en martillo
  • Rozaduras
  • Después del cierre de una úlcera
  • Quinto dedo en varo
Ortesis silicona sabadell clínica

Ortesis de silicona elaboración

Este tipo de ortesis es un protector que se elabora manual y artesanalmente con silicona. Su finalidad es obtener una forma que se adapte a la anatomía y las necesidades terapéuticas del paciente.

La silicona se moldea sobre el pie mientras se mantiene blanda hasta que sitúa los dedos en la posición correcta. Una vez endurecido el molde se eliminan los defectos para evitar molestias, un elevado grosor y permitir que cumpla su función. Se debe tener en cuenta su adaptación al calzado.

Pasos de elaboración:

    • Selección adecuada de la densidad de la silicona
    • Respetar las medidas y proporciones utilizando una balanza de precisión
    • Amasar bien en la mano hasta que la masilla quede bien mezclada con el catalizador
    • Respetar los tiempos de aplicación y consolidación para que no se produzcan grietas y para que guarde una adecuada consistencia

La ortesis de silicona es un elemento terapéutico individual y personalizado que se coloca en el pie. Se elaboran por un podólogo para tratar patologías del paciente relacionadas con la base del cuerpo.

La razón por la que se utiliza la silicona en las ortesis es por sus características; elasticidad, resistencia y biocompatibilidad. Es un polímero utilizado en muchos tratamientos podológicos.

La ortesis permite corregir o evitar las deformidades o lesiones de los dedos. Cuando la deformidad es biomecánica se aconseja el uso de plantilla, pero a la hora de proteger los dedos o separarlos para frenar el avance de una deformidad, la órtesis de silicona es la forma más cómoda y que presenta mejor resultado.

Otro de los motivos para utilizar este material es su propiedad hipoalergénica y biocompatible por lo que no daña los tejidos, ni produce reacciones alérgicas.

Su uso está recomendado en los siguientes:

  • Uso diurno, dentro del calzado y sujeta por calcetín o media. Es importante que se coloque con calcetines o medias para evitar su desplazamiento y movimiento dentro del pie. En caso de que moleste el uso de la órtesis o se mueva en exceso debe visitar al podólogo para revisarla
  • Solo debe usarse para el pie y la finalidad por la que fue confeccionada. Es única e intransferible
  • Debe ser lavada con jabón y agua templada. Dejarla secar a temperatura ambiente y guardarla en una bolsa con talco. No se puede lavar con productos agresivos (lejía, alcohol, disolvente…). Tampoco en la lavadora ni dejarlas en remojo.
  • Utilizar calzado que pueda contener la órtesis de silicona de manera correcta sin causar molestias. En la mayoría de los casos se recomienda calzado de horma ancha y alta, sin compresión, con una zona flexible para el antepié y con sistema de cierre regulable.
  • Las siliconas han de retirarse por la noche para evitar maceraciones en la piel
  • Este elemento terapéutico no debe ser expuesto al sol ni elevadas temperaturas
  • Debe utilizarse de manera continua para no desfavorecer los efectos terapéuticos
  • No se debe utilizar sobre heridas ya que puede agravarla, provocar irritación o alergia
  • En caso de elevada sudoración se debe suspender el uso para no dañar el pie y evitar cambios en la forma de andar
  • Su tiempo de uso es de 6 meses a un año siempre que se cumplan las anteriores recomendaciones

Su uso está contraindicado en el siguiente caso:

  • En heridas abiertas en la piel que estén en contacto con la ortesis de silicona 

Las ortesis de silicona se elaboran en función de las características del pie de cada paciente y del objetivo perseguido. Por ello, cada ortesis de silicona tiene una función:

  • Ortesis de silicona paliativa: se utilizan principalmente en pacientes que presentan roces o presión en alguna zona del pie. Permiten evitar la presión y el roce, además de evitar que aparezcan durezas e hiperqueratosis
  • Ortesis de silicona correctora: se utilizan cuando el paciente presenta alguna deformidad en los dedos de los pies, como dedos en garra. Se aplican con la finalidad de corregir cualquier deformidad detectada evitando la intervención quirúrgica
  • Ortesis de silicona protectora/preventiva: hay deformidades que no pueden ser corregidas y someten el pie a mucha presión. Este tipo de ortesis evitar la aparición de durezas o callosidades.
  • Ortesis de silicona sustitutiva: sustituyen estructuras anatómicas del pie. Se utiliza con pacientes que tengan alguna amputación en el pie, y permite restablecer la funcionalidad normal del pie
  • Ortesis de silicona postquirúrgicas: evitar que vuelva a aparecer la deformidad.

Ortesis de silicona interdigitales: conocidos por separadores o separadores interdigitales. Estos dispositivos permiten evitar el roce y la aparición de Hiperqueratosis o helomas  (ojos de gallo)

Ortesis de silicona para juanetes: se utilizan en pacientes que tienen juanetes para evitar el roce con el calzado y prevenir las molestias de la inflamación

Ortesis de silicona de dedos en garra: se realiza en los pacientes que presentan dedos en garra para evitar la evolución y zonas de sobrecarga

Ortesis de silicona infantiles: se elaboran para el tratamiento de patologías infantiles. Lo más indicado es utilizarlo como aparato corrector. Como por ejemplo cuando el paciente presenta superposición de los dedos.

Existen patologías para las que es más frecuente el uso de ortesis de silicona, como;

  • Helomas intradigitales o tilomas (ojo de pollo entre los dedos)
  • Onicocriptosis (uñas encarnadas)
  • Superposción de los dedos
  • Hallux abductus valgas (juanete)
  • Dedos en garra o en martillo
  • Rozaduras
  • Después del cierre de una úlcera
  • Quinto dedo en varo 

Este tipo de ortesis es un protector que se elabora manual y artesanalmente con silicona. Su finalidad es obtener una forma que se adapte a la anatomía y las necesidades terapéuticas del paciente.

La silicona se moldea sobre el pie mientras se mantiene blanda hasta que sitúa los dedos en la posición correcta. Una vez endurecido el molde se eliminan los defectos para evitar molestias, un elevado grosor y permitir que cumpla su función. Se debe tener en cuenta su adaptación al calzado.

Pasos de elaboración:

  • Selección adecuada de la densidad de la silicona
  • Respetar las medidas y proporciones utilizando una balanza de precisión
  • Amasar bien en la mano hasta que la masilla quede bien mezclada con el catalizador
  • Respetar los tiempos de aplicación y consolidación para que no se produzcan grietas y para que guarde una adecuada consistencia

Si, siempre y cuando el podólogo lo crea necesario.

La vida útil del tratamiento dependerá del tipo de ortesis digital, de las características y la vida diaria del paciente.

Se ha de considerar que la ortesis de silicona sufre un desgaste natural por su uso debido al trabajo, calor, horas de utilidad, peso corporal, deporte…

En general, un correcto uso y mantenimiento la vida media es de entre 6 y 12 meses aproximadamente.